Entradas

Oda a nuestra Lara

Imagen
Lara  "Siempre feliz" (2009 - 2018) 
Fuiste cien en una. Siempre amigable y tan preciosa. Con tu lengua, sonreías, dejando rastros; nos lamías.
Fuiste amable y fiel compañera, una canina muy amorosa; resplandeciente, y cariñosa, un ser de luz, entre otras cosas.
Te queremos y te amamos querida amiga de larga lengua, honraremos tu legado, en escrituras hermosas poéticas.
A mi hijo protegiste, y a mi madre, y a mi padre. Con tu ladrido interrumpiste, los planes de seres indeseables.
Sentimos tu partida, con gran dolor en el alma, recordando tus miradas, tan tiernas y adorables, sin hacernos sentir culpables por nuestras acciones egoístas.
No nos vencerá tu ausencia, ni la sencilla memoria simplista. Pues sabemos bien quien fuiste: un ser especial, nunca triste, en armonía y condición perfecta.
Alumbraste nuestras vidas, sin prejuicios, ni maldades. Adiós hermana canina nuestra,

El camino que elegimos

Imagen
Jean Paul Sartre "The Trascendence of Ego" 


Quiero la lucha;
la que me llena por dentro,
la que hace palpitar a mi corazón.
La quiero presente en mi andamiaje de pensares,
para luego olvidarla
en los quehaceres del hogar.

Contraigo la balanza:
el contrapeso de la estadía en un vaivén,
la autoridad de decir “te amo” sin ser juzgado,
la certeza de hablar con el saber.
Para entrar en remordimientos,
y olvidarlo todo a la vez.

Establezco una estructura,
en la coordinación de mi vida,
en la añoranza de mi ser,
por los complejos raros que he desarrollado,
y las esperanzas divinas que he visto nacer.

Me reflejo en la vitrina
de mi alma y mi espíritu,
reconociendo mi presencia,
mi intervención divina,
mi último remordimiento,
sin deberle nada a nadie.
No me temo, me perdono,
me acepto y me elijo a mi mismo,
alumbrando mi destino,
exigiendo mi propósito. 

Suelo mirar el presente,
desde la cima, con ojos águila,
rodeando fijamente
a miles de seres pensantes,
perturbados en sus falsedad…

Oda a la mujer

Imagen
Lola Rodríguez de Tió (1843 - 1924) Imagen Recuperada de wikipedia.org

¡Oh, mujer, creadora de vida!
Tú, que donas tu amor en porciones vastas,
tú, que continúas perdonando a quienes daño te causan; ruge el amor en tu mirada, sin miedo a la tregua, devoción intacta. ¡Oh, mujer renovada! . ¡Oh, mujer madre, sacrificio viviente!
Tú, que elegiste ser matrona,
tú, que decides amar sin constricciones.
Inspíranos en tu vientre para nunca traicionarte; porque somos viles los varones, al aferrarnos a los males,
porque somos padres, y algunos irresponsables,
porque hemos de amarte, y amar a todas a la vez.

¡Oh, mujer luchadora, eterna juventud!
Tú, que te involucras en gestiones empresariales,
tú, que te aferras a las oportunidades concretas, con lucro o sin lucro, permite que tu amor prospere en el vaivén de las olas, que las marejadas comerciales nunca te detienen, y arriésgalo todo, que todo te mereces.

¡Oh, mujer nativa, de sangre puertorriqueña!
corren razas y legiones en tus venas, renacen civilizaciones …

La tranquilidad del tiempo

¡Mira las flores! Bailan en el atardecer junto al viento. Cada hoja se mueve, lentamente, en la quietud de la tarde. Observamos el crecimiento, levemente, de los árboles y sus flores. El sol, testigo del ocaso, puede dar fe del amor, del que otorga la vida, del abrazo que nos damos, de lo que nos rodea a ambos.
En la tranquilidad del tiempo, juntos disfrutamos, los colores, la frescura,  el pasar de los carros.    Vive en nosotros, al final del día, la idea de un nuevo comienzo. Justo antes de la noche, desaparecemos.
Ambos nos mecemos, tú entre mis brazos, yo clavado en tus ojos. Ambos concentrados. El ocaso en su tranquilidad, todo nos enseña, nada nos conforma. Observamos: el capullo entre las nubes, la recalada luna llena, el clamor de las estrellas, la quietud, de la noche bella, en trance.

Conversaciones y recuerdos junto al Sr. Pomers

Imagen
Nos conocimos hace ya una década. Antes no hablábamos de escribir. Solo compartíamos en las barras llenas de la hermandad que arropaba la escena de la música hardcore en Puerto Rico. Al pasar los años, nos percatamos de la afinidad en nuestros fines. Somos creadores de nuestro contenido subjetivo, sin alianzas a ningún estilo literario en particular.  El comienzo para muchos es sumamente significativo. Para nosotros, no lo fue. Continuamos comenzando y terminando nuestras historias, entre versos y estrofas que contradicen la prosa tradicional. Nos hicimos dueños de nuestro movimiento. Me atreví a llamarnos la generación beat de puertorriqueños. Pero fuimos, somos y seremos gatos malos: escritores ermitaños, lectores sociables, bebedores y roqueros, críticos de la vieja guardia literaria puertorriqueña, colaboradores del movimiento literario juvenil.
            Conozco al Sr. Pomers desde antes de su primer texto, titulado El esqueleto presenta. Fui cómplice de sus lectura…

El triunfo de Maria y sus allegados

El triunfo de María y sus allegados
La decepción, el ultraje económico, la enemistada soberanía política, el mal juicio de los allegados, la violencia autóctona; todo a la vez, desesperanzadamente, todo, transformándose.
¿Para qué? ¿Para cuándo? ¿Para quién? Si por el bien, nadie gana y por el mal, todos triunfan. El que fue testigo ayer, hoy es víctima, ejerciendo su fuerza rampante, ahogándose en la soledad; en la ineptitud perfecta, de las palabras que logran nada.  
Los demás, en el acopio veloz, de los vientos que nos ahogaron, se quedaron estancados, en su dependencia masiva. Los que no, se fueron volando, dejando a un lado su patria, su nación, su inalcanzable realidad.
En el altar, nos destruyeron, utilizando nuestras cenizas. Convirtiéndonos en escombros. Capitalizando en nuestras muertes. Olvidando nuestras vidas. Fueron ustedes, espectadores, en los medios y en las redes sociales, desde sus hogares, creyendo todas las mentiras. 
No hay perdón que perdone al que nos olvida, ni infierno…

Río Piedras Hoy

Río Piedras Hoy

Eres un cantar de voces,  de estallidos idealizados, vanguardistas retrasados, en caminos hacia el pecado. Calles abiertas a la perdición: drogas y alcohol en cuerpos autómatas, viven de noche, aventuras paupérrimas, escondiendo el semblante de un niño tecnócrata.
Aguas alcantarillas en callejones nómadas. Jóvenes surrealistas, comprometidos e idealistas. Se gozan su vida al máximo, bailando al son, marchando, entre sonidos subrepticios. Vanguardistas y artistas, adoran el espectáculo, mezclando la melaza, venerando, ampliando, bailando en sus esqueletos: espíritus sinfonías.
***
Río Piedras de esperanzas, del orín y la Medalla. Paraíso de la salsa, de la danza, raíces tabulas. Losetas cenizas, Humores hormigas; celebran la vida, inhalada sumisión. Fumando, bebiendo, bailando, besando, Jugando a tener sexo hasta en el baño.
Celebran la liberación, de sus demonios atrapados; vibrando en las barras domando sus estragos. La noche siempre es larga, para el madrugador cristiano. El amanecer en…